Hotelnet.com.es

Hoteles en FILIPINAS

Directorio de hoteles por provincias


Seleccione la provincia:




Hoteles recomendados en FILIPINAS


Republika ng Pilipinas
Republic of the Philippines
República de las Filipinas
Bandera de Filipinas Escudo de Filipinas
Bandera Escudo
Lema: Maka-Diyos, Maka-Tao, Makakalikasan at Makabansa
(Filipino: «Por el amor de Dios, la gente, la naturaleza y el país»)
Himno nacional: Lupang Hinirang
 
Situación de Filipinas
 
Capital
 ? Población
 ? Coordenadas
Manila
3.702.757 hab. (2005)
14° 35? N 121° 00? E
Ciudad más poblada Ciudad Quezón
Idiomas oficiales Filipino (Tagalo)
Inglés
Forma de gobierno República presidencialista
Presidente
vicepresidente
Gloria Macapagal-Arroyo
Noli de Castro
Independencia
- declarada
- reconocida
España y Estados Unidos
12 de junio de 1898
4 de julio de 1946
Superficie
 ? Total
 ? % agua
Fronteras
Costas
Puesto 71º
300.000 km2
0,6 %
0 km
36.289 km
Población
 ? Total
 ? Densidad
Puesto 12º
89,468,677
276 hab/km2
PIB (nominal)
 ? Total (2006)
 ? PIB per cápita
Puesto 47º
US$ 116.931 millones
US$ 1.345 (2006)
PIB (PPA)
 ? Total (2006)
 ? PIB per cápita
Puesto 25º
US$ 443.369 millones
US$ 5.160 (2006)
IDH (2006) 0,763 (84º) ? medio
Moneda Peso filipino (PHP)
Gentilicio Filipino, filipina
Huso horario
 ? en verano
UTC + 8
no aplica
Dominio Internet .ph
Prefijo telefónico +63
Prefijo radiofónico DUA-DZZ / 4DA-4IZ
Código ISO 608 / PHL / PH
Miembro de: ONU, ASEAN, APEC, UL

1 Bajo la Constitución de 1987, el idioma nacional es filipino. Los idiomas oficiales son filipino español e inglés. Los idiomas regionales (cebuano, ilokano, hiligaynon, bikol, waray-waray, kapampangan, pangasinan, kinaray-a, maranao, maguindanao, tausug) son los idiomas auxiliares oficiales en sus regiones respectivas.

* El español fue lengua cooficial hasta 1987, pero se está gestionando para que reingrese en 2008. Actualmente, ni el español ni el árabe tienen estatus oficial alguno, aunque puedan usarse a «base voluntaria y opcional».

Todos los países del mundo

La República de las Filipinas es una nación insular formada por un archipiélago de 7.107 islas ubicadas al sudeste de Asia. La distancia menor hasta la costa occidental del Océano Pacífico es de unos 1.210 kms.

Limita al este con el Mar de Filipinas, al Oeste con el Mar de la China Meridional, y al sur con el Mar de Célebes. Al sur se encuentran las Molucas y Célebes en Indonesia, al sudoeste la parte malaya de Borneo y directamente al norte está Taiwán. Las islas Filipinas están entre 116° 40' y 126° y 34' E. longitud, y 4° 40' y 21° 10' N. latitud.

Las islas se llamaron "Filipinas" en honor de Felipe II de España y es considerada como la única nación hispánica de Asia, tras casi cuatro siglos de colonización española. Así mismo, con Timor Oriental, es una de las únicas naciones del sudeste asiático donde la religión predominante es el catolicismo.

Tabla de contenidos

[editar] Historia

Artículo principal: Historia de Filipinas

[editar] Prehistoria

El archipiélago filipino fue habitado por grupos paleolíticos desde hace varias decenas de miles de años. La cultura neolítica comenzó en las islas alrededor de 9000 años a.C. y hacia el siglo XV a.C., trabajándose el metal en dichas islas. Pueblos probablemente autóctonos, como el aeta, subsistieron sin asimilarse con las etnias que inmigraron después a las islas. Entre los siglos II y XV de nuestra era, sucesivas migraciones provenientes de Indonesia y Malasia poblaron las islas y se agruparon en clanes. Contrariamente al resto del mundo malayo, prácticamente no fueron influidas por la cultura clásica india.

[editar] Edad Media

Desde los siglos XI y XII abordaron a sus costas barcos mercantes musulmanes, japoneses y chinos, poblando las islas de comerciantes y artesanos. En el siglo XV las islas del sur fueron islamizadas tras la llegada de numerosos musulmanes de origen malayo, quienes establecieron sultanatos.

[editar] La conquista española y la colonización

Artículo principal: Capitanía General de las Filipinas

En 1521 llegó al archipiélago Fernando de Magallanes, portugués al servicio de España, quien fue muerto en la isla de Mactán por el jefe Lapu Lapu y sus hombres. La colonización española de las islas ?codiciadas también por ingleses, holandeses y portugueses? no se aseguró hasta 1565 cuando Miguel López de Legazpi, enviado por el Virrey de Nueva España construye el primer asentamiento español en Cebú. La ciudad de Manila, capital del archipiélago se funda por el propio Legazpi en 1571. Una vez descubierto el circuito de corrientes oceánicas y vientos favorables para la navegación entre América y Filipinas, se establece la ruta regular de flotas entre Manila y Acapulco conocida como el Galeón de Manila.

Los igorrotes de la región norteña de Cordillera, la población islámica del sur (especialmente los "moros" de Mindanao), entre otros pueblos, siempre ofrecieron resistencias a la colonización; la mayoría de la población rural mantuvo sus cultivos de subsistencia y, gracias a la intervención y protección de los frailes españoles, nunca pagó tributos a los europeos. Algunos levantamientos de estas comunidades, incluyendo la china, fueron sabiamente pacificados por los religiosos españoles. La historia de la colonización española en Filipinas es similar a la de los países latinoamericanos. Sin embargo, se destacan tres características específicas: el proteccionismo hacia los nativos por parte de las órdenes religiosas, la ubicación de las islas en las rutas oceánicas mercantiles, como lugar de recepción de mercaderías provenientes del conjunto del sudeste asiático destinadas a la metrópoli, y su dependencia directa del Virreinato de Nueva España, por otra parte el gobierno español de Manila administraba las islas Marianas (inclyendo Guaján), Palaos, Carolinas, el territorio de Sabah, efimeramente algunos fuertes en las costas de Formosa (hoy Taiwan) e incluso, ocasionalmente las islas Ralic Ratac y Volcanes y Bonín.

La llegada de los españoles a Filipinas supuso la unificación política de unas islas anteriormente habitadas por etnias "pigmeas" ("negritos" y austronésicos, protomalayos y malayos) en comunidades independientes y en constantes guerras. La colonización también trajo elementos de la civilización europea como la rueda y el arado (que ayudó a crear núcleos urbanos) y una red de infraestructuras como puertos, puentes y caminos que contribuyó al florecimiento del comercio insular e internacional. Los misioneros españoles trajeron la Fe Católica a Filipinas, religión mayoritaria de filipinos, y contribuyeron decisivamente a la educación en las islas, fundando numerosos colegios y universidades. Los frailes dominicos fundaron la Universidad de Santo Tomás en 1611, y los Jesuitas fundaron la Universidad de San Carlos en 1595. Ambas se disputan la consideración de universidad más antigua de Asia. Las más importantes ciudades como Manila, Cebú, e Iloilo ya a principios del siglo XIX utilizaban el español como lengua franca de la sociedad culta insular. En 1863 se estableció un sistema de educación pública gratuita que contribuyó a formar una clase de intelectuales criollos, mestizos y nativos llamados los "Ilustrados" que luego participó activamente en la Revolución Filipina de los años 1890. Los primeros brotes de una literatura hispano-filipina se dan hacia mediados del siglo XIX. Dicha literatura florece en torno a los de 1920s.

A fines del siglo XIX, se gestó un movimiento independentista local, compuesto por una facción de la burguesía mestiza hispano-parlante, aspirante al poder político que le estaba vedado. Cual suele ocurrir en este tipo de levantamientos nacionalistas, dicha burguesía incitó y utilizó a grupos populares que también aspiraban a mayores cotas de bienestar. La revolución anticolonial estalló en 1896, instigada por la misma masonería española a través de sus logias dependientes en las islas. El caudillo Andrés Bonifacio, jefe de la agrupación independentista armada Katipunan, se inspiró en las ideas que el joven médico masón José Rizal había expresado en dos novelas suyas, Noli me tangere y El filibusterismo, y el 12 de junio de 1898 se proclamó la independencia. La Constitución que entonces se promulgó (Constitución de Malolos) estaba escrita en español, y establecía el idioma español como lengua oficial y unificadora de la nueva República de Filipinas. Estados Unidos (EE.UU.), que desde tiempo ansiaba apoderarse del archipiélago filipino (así como de Cuba, Puerto Rico Guam y otras islas españolas del Pacífico) finalmente declaró la guerra a España en 1898, para apoderarse de ellas por la fuerza. Como ya había hecho con Hawaii en 1895, EE. UU. se inmiscuyó en las luchas internas so pretexto de proteger los intereses norteamericanos en los agitados territorios. Con su entonces moderna marina, EE.UU. derrotó a España con el pretexto de ayudar a los pueblos cubano y filipino en su lucha de liberación. En realidad, el emergente nacionalismo estadounidense, en fase expansiva y tardo-colonial, con solapado carácter imperial-mercantil, más bien aspiraba a anexionarse todas aquellas colonias de la Oceanía y el Caribe, que una España histórica y socialmente debilitada no podría defender. Las conversaciones de paz culminaron en el Tratado de París del 10 de diciembre de 1898, en virtud del cual se puso fin a la guerra hispano-estadounidense. En las sesiones de dicho Congreso, donde EE.UU. no permitió la presencia de delegados filipinos o cubanos, España se vio forzada a ceder el archipiélago y las demás colonias del Caribe y Oceanía a los Estados Unidos.

[editar] La República

Entre 1899 y 1911, un millón de filipinos murieron durante la Guerra filipino-estadounidense luchando contra la ocupación estadounidense bajo el general Arthur MacArthur. La Guerra se desató como respuesta al incumplimiento del compromiso de las fuerzas norteamericanas de devolver a los filipinos su soberanía tras la derrota de España. Ello obligó a los filipinos a luchar una segunda vez por su independencia. Su derrota representó la anulación de la Primera República de Filipinas y la abolición de la Constitución de Malolos, que establecía el español como lengua oficial de Filipinas. Incluso tras la Guerra filipino-estadounidense, se produjo una importante resistencia de las clases medias hispanoparlantes contra la imposición del inglés y la marginación del español, que se había retirado de la política y la educación. Durante esta época y hasta los años 1930, surgieron varios periódicos en español cuyos editoriales criticaban frecuentemente la política lingüística de las autoridades norteamericanas.

En los inicios de la guerra del Pacífico de la Segunda Guerra Mundial el archipiélago fue ocupado por Japón. Durante la lucha contra los invasores japoneses, nació el movimiento Huk, de base campesina e inspiración socialista. Después de su derrota inicial, los norteamericanos retornaron poco antes del fin de la guerra, para desalojar a los japoneses, ahora dirigidos por Douglas MacArthur. La independencia que concedieron en 1946 fue poco más que formal: el archipiélago continúa bajo su dominación económica.

Por otra parte, desde 1946 y hasta por lo menos los 1970s Filipinas ha reclamado a Malasia el control sobre Sabah y Labuán.

[editar] Independencia

La independencia no introdujo cambios sociales y el país vive bajo el régimen de la "hacienda", la gran propiedad explotada en forma de medianería. Más de la mitad de la población es campesina, pero el 20% es propietaria del 60% de la tierra. El medianero, quien dispone de un promedio de 2 hectáreas, recibe, en principio, la mitad de su cosecha, pero en los hechos una gran parte de sus ingresos son para pagar las deudas usurarias contraídas con el haciendero, el gran terrateniente. A esto se agrega un índice de desocupación de casi 9% (1989) y las consecuencias de una balanza comercial fuertemente deficitaria, típica de un país productor de materias primas agrícolas.

El Partido Nacionalista (conservador, vinculado a los terratenientes) se sucedió a sí mismo en el poder hasta 1972, cuando Ferdinand Marcos, presidente desde 1965, declaró la ley marcial. En 1986 el conjunto de las fuerzas opositoras se rebelaron contra los continuos abusos de Marcos abriendo el camino a la democratización, el derrocamiento de Marcos, y su fuga al estado de Hawaii, pergeñada por los Estados Unidos.

El período de Marcos se asocia con un crecimiento progresivo de la represión, tanto contra movimientos armados (independentistas musulmanes de Mindanao, Nuevo Ejército del Pueblo conducido por el Partido Comunista de inspiración maoísta), como contra la oposición política y sindical. Frecuentemente, la represión contó con el apoyo militar estadounidense.

La profunda inserción social de la Iglesia Católica, heredada de épocas ancestrales y reflejada, por ejemplo, en el hecho de que aún hoy el 75% de los filipinos de más de diez años aprenden a leer en instituciones que dependen de aquélla, desempeñó un papel preponderante en la denuncia del fraude, cuando el referéndum de 1976 homologó dicha "ley marcial". Cinco años más tarde, se unieron 45 organizaciones políticas y sindicales en el boicot a los comicios fraudulentos e inconstitucionales, mediante los cuales Marcos pretendía perpetuarse en el poder. En setiembre de 1981, millares de personas se manifestaron en Manila exigiendo el fin de la dictadura y la retirada de las bases militares norteamericanas. El ejército estadounidense había instalado en Filipinas, a fines del siglo XIX, sus dos mayores bases afuera de sus fronteras.

El 21 de agosto de 1983, el líder de oposición Benigno Aquino (Partido por el Poder Popular, socialdemócrata) fue asesinado al descender del avión en el que regresaba a Manila, después de un prolongado exilio en Estados Unidos. De aquel crimen se hizo responsable a Marcos. En el entierro participaron unas 500 mil personas. A partir de esto, el movimiento popular adquirió una efervescencia que no cesó hasta el derrocamiento del dictador. En abril de 1985, nació el "Movimiento de Reforma de las Fuerzas Armadas" (RAM) formado básicamente por oficiales descontentos con algunas intervenciones de Marcos en el ejército, cuando fueran despojados de sus acostumbrados privilegios y beneficios.

En un clima de violencia y represión -que la Iglesia comparó con la "guerra sucia" ocurrida en Argentina en la década de los 70- gran parte del pueblo presionó a Marcos exigiéndole elecciones anticipadas en 1986 y respaldando la candidatura de Cory Aquino, viuda del dirigente asesinado entonces.

[editar] La Quinta República

En febrero de 1986, se realizaron las elecciones. Una vez evidenciado el fraude que impedía el triunfo de Corazón Aquino, la misma convocó a la desobediencia civil. El Ministro de Defensa de Marcos, amenazado con arresto y detención por grandes fraudes y actos de corrupción tocante a su oficio como Secretario y luego Ministro de Defensa, Juan Ponce Enrile intentó dar un golpe de Estado contra el dictador, pero fracasó. Un millón de civiles rodeó a los sublevados en el campo donde estaban refugiados. Ante la negativa de la aviación a bombardear a sus compañeros de armas y al pueblo que los apoyaba, Marcos optó por el exilio y Aquino asumió la presidencia, con el General Fidel Ramos como nuevo Ministro de Defensa. Aquino debió enfrentar varios intentos de golpe; los más graves se produjeron en noviembre de 1986 y en setiembre de 1987.

La nueva Constitución, respaldada por una amplia mayoría en el plebiscito de febrero de 1987, otorgó autonomía a las regiones de Mindanao y Cordillera, lo que posibilitó una tregua con los movimientos autonomistas armados. Pero el Nuevo Ejército del Pueblo abandonó las negociaciones de paz a comienzos de 1990, tras una serie de provocaciones contra movimientos populares y atentados a dirigentes civiles. La reforma agraria, que debía ser el pilar de la acción de transformación social del gobierno, se diluyó en un plan de alcance limitado, luego de ser sometida a discusión en el cuerpo legislativo, donde los terratenientes tienen fuerte representación.

El futuro de las bases militares comenzó a ser discutido en abril de 1988, ya que el contrato realizado con Estados Unidos debía expirar en septiembre de 1991. Importantes desastres naturales y conflictos sociales exponen particularmente a la población infantil a una situación de extremo riesgo. El 39% de los filipinos tenían menos de 14 años en 1990. Los esfuerzos de las organizaciones no gubernamentales para aliviar la situación de estos niños, cubren apenas un tercio de las necesidades. El gobierno creó campos de atención a los llamados "refugiados internos", donde se ha asistido de manera precaria a un total de 1.250.000 personas damnificadas (inclusive adultos).

En el curso de 1991, la presión de los diferentes grupos regionales y étnicos (110 según la ONU) sumada a la necesidad acuciante de un mayor reparto de tierras y riquezas y, quizás, la proximidad de las elecciones presidenciales de mayo de 1992 determinaron que, Corazón Aquino creara la Oficina de Comunidades del Norte, que se ocupa de las tribus y etnias de la Montaña en Luzón, y la Oficina de Comunidades Culturales del Sur, excepto las musulmanas. El personal de dichas oficinas proviene de las mismas comunidades.

La región de Mindanao, cuenta con una Oficina de Asuntos Musulmanes desde 1987. Allí se encuentra latente un grave conflicto, ya que el Frente de Liberación Moro, con 20.000 integrantes armados, considera que el gobierno no ha respetado lo estipulado en la Constitución de 1987.

En junio de 1991, la erupción del volcán del Monte Pinatubo mató a más de 700 filipinos, arrasó un poblado entero, causó el éxodo de más de 300 mil personas e hizo que la base de la fuerza aérea de Estados Unidos (Clark) se viera completamente sepultada por las cenizas, tras haber sido evacuada.

Con una base aérea inservible y en medio de negociaciones que se tornaban más dificultosas a medida que se acercaba el fin del contrato, Estados Unidos optó por abandonar la isla voluntariamente. El 26 de noviembre de 1991, tuvo lugar la retirada formal definitiva de la base de Clark, que contaba con más de 6 mil efectivos estadounidenses y ocupaba a más de 40 mil filipinos en tareas muchas veces denigrantes. Los milenarios aeta, no tardaron en reclamar los territorios de los que habían sido desplazados con la instalación de la base, al tiempo que el gobierno filipino planea realizar una importante inversión, con el fin de habilitar allí un aeropuerto.

En cuanto a la base naval de Subic Bay, con cerca de 12.000 efectivos, la presión económica de Estados Unidos produjo numerosas idas y venidas del Senado filipino, que finalmente resolvió en el mes de octubre no renovar el arrendamiento de los predios afectados.

El desalojo de la base de Clark y su desplazamiento a una isla cercana, fuera de la soberanía filipina, no deja de preocupar a los movimientos ecologistas locales e internacionales, conscientes del peligro que significa para la zona y el planeta la constante circulación de cargas nucleares.

La selva, que en los años 1950 cubría el 75% del territorio, se redujo en 1990 al 42%. El efecto de desastres naturales como el tifón Uring, que mató a 8000 personas en 1991 mediante las inundaciones, fue amplificado por la falta de árboles.

25 de los 32 millones de filipinos habilitados para votar participaron en mayo de 1992 de las elecciones consideradas las más tranquilas y limpias en la historia del país. El triunfador fue Fidel Ramos, ex-ministro de Defensa de Aquino. En septiembre, Estados Unidos dejó su base naval en Subic Bay, con su infraestructura de .000 millones y miles de mujeres rurales desocupadas, estas funcionando como sexoservidoras.

En 1998, Joseph Estrada (ex-actor cinematográfico muy popular entre los filipinos poco educados, semi-analfabetos o casi iletrados ) y Gloria Macapagal-Arroyo (hija de Diosdado Macapagal, presidente del gobierno 1961-1965), son elegidos presidente y vicepresidente respectivamente.

Tras diversos escandalos de sobornos, fraudes, corrupción, y otras fechorías y maleficencias ilícitas, protagonizados por Estrada, este es obligado a dimitir el 20 de junio del 2001, ocupando el cargo Gloria Macapagal. En junio de 2004, es elegida presidenta, en unas elecciones muy reñidas. Ahora, han salido a la luz publica unas conversaciones que ponen muy en duda la limpieza de esas elecciones; protestas populares se suceden a diario, pidiendo su dimisión. De nuevo, la crisis y la inestabilidad regresan al gobierno.

[editar] Gobierno y política

Artículo principal: Gobierno y política de Filipinas

El gobierno de las Filipinas es más o menos semejante a la forma de gobierno de los Estados Unidos. Está organizado como una república representativa, con el presidente se desempeña como jefe del estado y de gobierno y también como comandante de las fuerzas armadas. El presidente es elegido por el voto popular por un plazo de seis años, en lo cual él asigna y preside el gabinete.

El Congreso consta de un Senado y una Cámara de Representantes. Los miembros de las dos cámaras son elegidos por votación popular. El senado se compone de 24 senadores que se desempeñan por seis años y la Cámara de Representantes consta de no más de 250 miembros que sirven por un plazo de tres años.

La rama judicial está encabezada por la Corte Suprema, que tiene un Juez Presidente y 14 jueces asociados o magistrados, todos designados por el presidente de la República.

[editar] Organización político-administrativa

Imagen:Ph regions and provinces2.png
Regiones y provincias de Filipinas.
Artículo principal: Organización territorial de Filipinas

El territorio de Filipinas está subdividido en 79 provincias, compuestas de ciudades (117) y municipalidades (1500). Éstas dos últimas se componen, a su vez, de barangays, la menor unidad subdivisional del país. Adicionalmente, la provincias son reunidas en regiones (17).

Region Designation Government center
Ilocos Region I San Fernando City, La Union
Cagayan Valley Region Region II Tuguegarao City, Cagayan
Central Luzon Region Region III City of San Fernando, Pampanga
CALABARZON Region¹ ² Region IV-A Calamba City, Laguna
MIMARO Region¹ ² ³ Region IV-B Calapan City, Oriental Mindoro
Bicol Region Region V Legazpi City, Albay
Western Visayas Region³ Region VI Iloilo City
Central Visayas Region Region VII Cebu City
Eastern Visayas Region Region VIII Tacloban City, Leyte
Zamboanga Peninsula Region Region IX Pagadian City, Zamboanga del Sur
Northern Mindanao Region Region X Cagayan de Oro City
Davao Region Region XI Davao City
SOCCSKSARGEN¹ Region XII Koronadal City, South Cotabato
Caraga Region Region XIII Butuan City
Autonomous Region in Muslim Mindanao ARMM Cotabato City
Cordillera Administrative Region CAR Baguio City
Metro Manila NCR Manila

[editar] Geografía

Artículo principal: Geografía de Filipinas
Palawan
Palawan
Águila monera filipina
Águila monera filipina

Las Filipinas constituyen un archipiélago de 7.107 islas con un total área de tierra de aproximadamente 300.000 km². Las islas están divididas en tres grupos: Luzón, Visayas, y Mindanao. La ciudad de Manila, en Luzón, es la anterior capital y la segunda ciudad más grande al lado de la Ciudad Quezon.

El clima local es caliente, húmedo y tropical. La temperatura promedial anual es aproximadamente de 26,5 grados centígrados. Los filipinos reconocen tres estaciones: Tag-init o Tag-araw (el verano desde marzo hasta mayo), Tag-ulan (tiempo de lluvia desde junio hasta noviembre), y Tag-lamig (la temporada fría desde diciembre hasta febrero).

La mayoría de islas montañosas están cubiertas por selvas tropicales y son de origen volcánico. El punto más alto es monte Apo, en Mindanao, de 2.954 m. Muchos volcanes en el país están activos. Además es un territorio que sufre tifones habitualmente.

Al sur de Filipinas pasa la línea de Wallace es una línea imaginaria que marca un límite biogeográfico a través de Insulindia separa las regiones de Asia y Australia. La fauna, y en menor medida la flora, son distintas a cada lado, pese a la proximidad geográfica y la relativa similitud climática, reflejando historias evolutivas separadas. La línea pasa entre las islas de Bali y Lombok, al este de Java; continúa entre Borneo, que deja al oeste, y las Célebes y pasa al sur de Filipinas.

[editar] Economía

Artículo principal: Economía de Filipinas

En 1998 la economía Filipina ?una mezcla de la agricultura y la industria ligera? se deterioró como resultado de la crisis financiera de Asia y unas condiciones climáticas poco favorables.

El crecimiento era de 5% en 1997 y en 1998 cayó al 0,6%. Se recuperó en 1999 cuando subió a 3% y a 4% en el 2000. El gobierno continúa con sus reformas económicas para ayudar a las Filipinas a emparejar su desarrollo con los países desarrollados de Asia Occidental.

La estrategia del gobierno incluye mejorar la infraestructura, reacondicionar su sistema fiscal, fomentar la desregulación y la privatización de la economía, y el aumento de la integración comercial con la región. Las perspectivas para el futuro dependen de la actuación económica de Japón y Estados Unidos.

Debido a su proficiencia y conocimiento del idioma inglés, muchos filipinos se encuentran en el extranjero, pues las condiciones actuales en su país son muy desfavorables para encontrar un buen empleo u oficio. Así, se pueden encontrar mayormente en Australia, Estados Unidos, Inglaterra y Canadá, pero también se hallan en Alemania, Italia y España. Las mujeres principalmente laboran en la industria de la salud como enfermeras o técnicas pero también hay doctoras, dentistas o terapeutas físicas. En otros sitios trabajan como maestras, cuidadoras o personal del hogar. En cambio, los hombres se encuentran alrededor del mundo en buques cruceros empleados como músicos, servidores-meseros o en la lavandería; en buques de carga, trabajan como miembros del tripulante u oficiales del mando.

[editar] Demografía

Evolución de la población filipina entre 1961 y 2003 en miles de hab.
Evolución de la población filipina entre 1961 y 2003 en miles de hab.
Artículo principal: Demografía de Filipinas

Al año 2007, Filipinas tiene una población de 91.000.000 habitantes. La esperanza de vida es de 70 años. El 92.6% de la población esta alfabetizada. El promedio de hijos por mujer es de 3.05.

[editar] Etnias

Según las estadísticas del gobierno filipino y datos de censo actuales, un 95% de la población filipina son de etnias malaya-polinesias, descendientes de inmigrantes de la Península Malaya e Indonesia que llegaron mucho antes de la era cristiana. La minoría étnica extranjera más significativa son los chinos, que han desempeñado un papel importante en el comercio desde el noveno siglo cuando inicialmente llegaron en las Filipinas de comerciantes. Los filipinos de ascendencia mestiza - de raza malaya mezclado con chino, español u otro - forman una minúscula minoría (2%) pero su influencia económica y política es desproporcionadamente importante. Las pequeñas comunidades de extranjeros (chinos, japoneses, coreanos, europeos, árabes, indios y pakistaníes, etc.) y los aeta (de raza negra) que habitan el interior del país y las áreas más remotas de Mindanao, constituyen el resto.

Filipinas es el país más étnicamente diverso de Asia. Mientras que en décadas recientes el gobierno ha trabajado para hacer el país más culturalmente homogéneo, esto se hace más difícil por la gran diversidad lingüística de los habitantes. La mayoría de la población (95%) puede dividirse en ocho importantes grupos de etnias malayas; >24% cebuanos, <24% tagalos, 11% ilocanos, 5% moros (los grupos malayos de religión musulmana en la región de Mindanao), los pangasinenses, pampangeños, ilonggos, bicolanos, waray-warayes, constituyen el resto de los malayos.

Una pequeñísima minoría de la población incluye a los aeta, una vez activos en las islas por milenios, que se han replegado hacia el interior. Muchos aetas fueron absorbidos por los filipinos descendientes de los invasores malayos o han sido aislados con desapropiación sistemática.

En los 100 años desde el censo filipino de 1903, la población se ha multiplicado por once.

[editar] Idiomas

Artículo principal: Idiomas de las Filipinas

Los idiomas oficiales son el tagalo y el inglés. El español (aprobado para enero de 2008), fue en su día el primer idioma oficial del país y sus habitantes lo hablaban entre ellos como primer y único idioma, en el cual se escribieron las mejores páginas de la literatura filipina, hasta hoy no superadas, dejó de ser una lengua oficial en 1973, y según el censo filipino de 1990, hoy quedan menos de 2.658 hablantes nativos, fundamentalmente en Manila [1]. Sin embargo, al menos una fuente [2] indica que habría habido un crecimiento significativo desde entonces, estimando que hacia 2005 unas 2.900.000 personas (incluyendo, además de las personas que lo tienen como lengua materna, a bilingües que lo tienen como segunda lengua y las que lo han aprendido como lengua extranjera) tendrían conocimientos de español. De cualquier modo, sea cual sea la cifra correcta, lo cierto es que el español no ha dejado de ser algo significativo en el aspecto cultural e histórico. Los más importantes documentos referentes al nacimiento de Filipinas como nación, incluidos Constitución e himno nacional, se escribieron en español. En 2006, se estimó una cifra de 3.180.000 hispanohablantes. De hecho, se conservan casi intactos los nombres y apellidos de los habitantes de filipinas, los cuales siguen siendo en español, incluidos los dos apellidos (por parte de padre y madre) como es de ley en muchos países de habla hispana. Una fuente noticiosa publicado el 2007 [3], en que el español en este país asiático pronto ya se podría oficializarse. La presidenta de las Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo pidió al gobierno de España, colabore en su oficialización del idioma. Esto se supondría su aprobación en el mes de enero del 2008, luego que en abril de 2007, el Instituto Cervantes de Manila pidió al Gobierno filipino que volviera a incluir el estudio del español como lengua oficial dentro del currículum de los alumnos de la escuela pública. Actualmente más de 8.000 personas estudian español en el país, según datos del Instituto Cervantes.

Más de 70 idiomas (ilocano, cebuano, etc.) se hablan en las Filipinas, casi todos pertenecientes al grupo lingüístico malayo-polinesio occidental de la familia austronesia.

Desde 1939, en un esfuerzo de desarrollar la unidad nacional, el gobierno ha promovido el uso de la lengua nacional oficial, el filipino, que se basa en el tagalog. El inglés, que fue introducido bajo el gobierno colonial y del protectorado americano, se trata como la segunda lengua oficial y se utiliza extensivamente en el gobierno, la educación y el comercio. Un modo espontáneo que hoy en día ayuda a propagar el filipino es a través de los programas de las cadenas radiofónicas y televisoras, y las películas, los cuales se realizan en dicho idioma.

Se enseñan filipino e inglés en todas las escuelas. La mayoría de las escuelas enseñan ciencia y matemáticas en inglés; historia y literatura en filipino. Otros idiomas hablados en Filipinas incluyen el chino (fundamentalmente min del sur, aunque también mandarín como lengua de las escuelas chinas y lingua franca con la comunidades chinas de todo el mundo) entre los miembros de las comunidades chinas, los chino-malayos y chino-filipinos ?conocidos como "chinoy"? árabe, hindi entre algunos miembros de la población musulmana e hindú.

El español fue lengua oficial desde su descubrimiento hasta 1973. En 1987 se suprimió su enseñanza obligatoria en las universidades. El español ha estado en constante declive desde la ocupación estadounidense de Filipinas (1898-1946) aunque su estancamiento empezó tras la guerra Filipino-Americana (1899-1903) en la que murieron miles de filipinos hispanoparlantes. La supresión de la República Filipina por las fuerzas norteamericanas y la abolición de la Constitución de Malolos (1899) que establecía el español como lengua oficial del país, impidió la conservación y posterior difusión del español. Con la destrucción del barrio de Intramuros (Manila) por la aviación norteamericana en 1945 durante la Segunda Guerra Munidal, la lengua española también sufrió un retroceso importante al ser destruidos miles de hogares de familias hispanofilipinas, que se vieron obligadas a emigrar, dispersando así el núcleo de la cultura hispánica y lengua española de Filipinas.

La cifra del censo de 1990 indicada más arriba no debe confundirse con el número total de hablantes, pues ella sólo indica el número de quienes tenían al español como primera lengua. Solamente algunos miembros dentro de la comunidad hispanofilipina, o mestizos españoles (llamados "tisoy") la utilizan como la lengua del hogar. La única lengua criolla hispano-asiática, el chabacano, es la primera lengua de 292.630 personas en las regiones de Zamboanga y de Cotabato, en Mindanao. Hay estimaciones que indican que el número total de hablantes (incluyendo los bilingües y los que lo tienen como segunda lengua) orillaría el millón, pero no es algo muy común.

[editar] Cultura

Artículo principal: Cultura de Filipinas
Escultura ifugao
Escultura ifugao

A lo largo de la historia de las Filipinas ninguna identidad cultural propia fue forjada. Esto se debe en parte al exorbitante número de idiomas hablados en la extensión del país, el cual se estima alrededor de los 80 idiomas distintos, sin tomar en cuenta muchos dialectos. El aislamiento entre las poblaciones vecinas, ya sea de pueblo a pueblo o de isla a isla, ha contribuido también a esta falta de identidad unificada.

Tras la llegada de los españoles muchos misioneros católicos comenzaron a emplear aborígenes como traductores, creando una clase bilingüe conocida como ladinos. Estos individuos, particularmente el poeta traductor Gaspar Aquino de Belén, produjeron poesía escrita en alfabeto romano, principalmente en el idioma Tagalo. Pasyon es una narrativa acerca de la pasión, muerte y resurrección de Jesucristo iniciada por Gaspar Aquino de Belén. Más tarde, la balada de caballerosidad española, el corrido, proveyó un modelo para la literatura laica. Las narrativas en versos, o komedya, eran ejecutadas en los idiomas regionales para la mayoría iletrada. Eran también escritos en alfabeto romano en las principales lenguas y ampliamente difundidas.

Adicionalmente la literatura clásica (José Rizal, Pedro Paterno) y documentos históricos (el himno nacional y la constitución política de Malolos) fueron escritos en español, el cual dejó de ser el idioma oficial. Muchos escritores filipinos, Claro Mayo Recto entre los más destacados, continuaron escribiendo en español hasta 1946.

Las Filipinas tiene varios héroes nacionales. Considerado como el primero en repeler la agresión occidental fue Lapu-Lapu de la isla Mactan, quien mató a Fernando de Magallanes. José Rizal (nacido el 19 de julio de 1861 en la ciudad de Calamba, Laguna), "orgullo de la raza malaya" y héroe nacional, dominaba 22 idiomas: árabe, catalán, chino, inglés, francés, alemán, griego, hebreo, italiano, japonés, latín, malayo, portugués, ruso, sánscrito, español y tagalo, además de algunas lenguas nativas; fue arquitecto, artista, hombre de negocios, caricaturista, educador, economista, etnologista, científico agrónomo, historiador, inventor, periodista, lingüista, músico, mitologista, nacionalista, naturalista, novelista, cirujano oftalmólogo, poeta, propagandista, psicólogo, científico, escultor, sociologista y teólogo. El primer secretario general asiático para la Asamblea General de las Naciones Unidas fue filipino: Carlos Peña Rómulo.

[editar] Deportes

[editar] Véase también

[editar] Enlaces externos

Obtenido de "http://es.wikipedia.org/wiki/Filipinas"

AEVAV Ceav Costa Este FETAVE GRUPO EUROPA Grupo L&T Grupo Sercom Team Group Travel Advisors Guild UNAV ¿Y SI VIAJAS? Zafiro Tours